cargando

Para que un alimento sea considerado seguro, se debe tener en cuenta las condiciones generales de uso del alimento por los consumidores y cada fase por la que haya pasado.

Poco se lograría en materia de desinfección de alimentos si, una vez higienizados mediante un correcto lavado, se volvieran a contaminar durante su almacenaje.

A fin de asegurar una correcta higiene de las cámaras frigoríficas donde se almacenan los alimentos, así como una vida útil más larga de los productos, se ha de aplicar en ellas un biocida eficaz y compatible con la alimentación humana, es decir, un compuesto capaz de eliminar los microorganismos presentes en la superficie de los alimentos sin dejar en ellos residuos nocivos para la salud. En este sentido, el sistema más eficaz, seguro y respetuoso con el medio es la ozonización.

El ozono es un potente desinfectante utilizado desde hace décadas en muy diversos campos, tanto en agua como en aire.

Las frutas y verduras, por su bajo pH (3-5) y elevado contenido en azúcares, son especialmente sensibles al ataque fúngico.

Los daños producidos sobre los microorganismos no se limitan a la oxidación de su pared: el ozono también causa daños a los constituyentes de los ácidos nucleicos (ADN y ARN), provocando la ruptura de enlaces carbono-nitrógeno, lo que da lugar a una despolimerización.

Los microorganismos, por tanto, no son capaces de desarrollar inmunidad al ozono como hacen frente a otros compuestos.



Riesgos en la conservación
Contaminación biológica

Superficies de los alimentos contaminadas por bacterias, hongos, y virus. Falta de desinfección en los lugares de almacenaje y/o transporte.

Contaminación química

Olores y compuestos derivados de la descomposición de los alimentos. Residuos plaguicidas.

Consecuencias
Acortamiento de la vida media del producto

Debido a la presencia de microorganismos responsables de la putrefacción que, desde la superficie del producto, descomponen los alimentos.

Toxiinfecciones alimentarias

Entre las consecuencias más graves de la contaminación química o biológica de los alimentos, se encuentran las toxiinfecciones alimentarias.

Devaluación de imagen de la marca

Además de los problemas humanos que acarrean las toxiinfecciones alimentarias, una vez determinado el foco de la intoxicación, las consecuencias económicas y de imagen son irreparables.

  • Ozono en frutas y verduras
  • Ozono en frutas y verduras